Mes: febrero 2017

V. El silencio: origen y fuente de reflexión y creatividad (Primera parte).

Nada tan importante para dar protagonismo a los sonidos como el silencio. Por tanto nada justifica mejor la necesidad del silencio para entender y trabajar sobre la música. Como dijo Beethoven “Nunca debemos romper el silencio si no es para mejorarlo”.

En la escritura musical el silencio se anota y se ofrece a la escucha. Así cada figura, cada nota posee su recíproca figura silenciosa. Es la figura de pausa. Una figura que mide el silencio.

Cuando escribimos, leemos, declamamos también interpretamos los silencios que están reflejados en lo escrito mediante los signos de puntuación y los propios espacios que quedan entre las letras, las palabras, las frases y los párrafos. 

Leamos un cuento zen sobre el silencio:

mujer-meditando-en-posicion-del-loto_1098-1435Los estudiantes de la escuela Tendai solían practicar la meditación mucho antes de que el Zen llegase al Japón. Cuatro de estos estudiantes, amigos íntimos, se prometieron el uno al otro en cierta ocasión observar siete días de absoluto silencio.                                                                                         Durante el primer día, todos permanecieron callados. Su meditación había empezado con buen pie. Pero al caer la noche, como fuera que la luz de las lámparas de aceite había empezado a palidecer, uno de los estudiantes no pudo evitar decir a un sirviente:– Recarga esas lámparas.                                                                                                            Un segundo estudiante se quedó estupefacto al oír hablar el primero.
– Se suponía que no ibamos a decir una palabra – observó.                                                                  Entonces, el tercero dijo:– Sois los dos unos estúpidos.– ¿Por qué habéis hablado?                       Y el cuarto estudiante concluyó:
– Yo soy el único que no digo nada.


Aprender a escuchar, aprender a escuchar el silencio y el sonido exigen, hoy más que nunca, un trabajo de atención, una dedicación y una concentración que sin duda facilitará brotes de reflexión, interioridad, creatividad y aprendizaje.

Silencio como definición, como fenómeno físico, silencio para dar verdadero sentido y transmisión a la música, silencios expresivos, silencios reflexivos, silencios abiertos a la trascendencia,…son muchos los enfoques que podemos dar a este concepto y que no pretendemos agotar, en modo alguno, en esta propuesta de actividades pero que estoy seguro nos potenciará en algunos aspectos fundamentales de nuestro crecimiento personal y enriquecimiento cultural.

Comenzamos.

El trabajo lo vamos a distribuir en tres fases:

  • I. Descubrimientos y sensibilización (A través de vídeos y textos con puestas en común)
  • II. Planteamiento de la actividad “Paisajes sonoros”.
  • III. Recogida de conclusiones.

I. DESCUBRIMIENTOS Y SENSIBILIZACIÓN

 Vamos a comenzar con la audición de una obra de Jhon Cage titulada 4´33´´ que creo nos podrá resultar sugerente para iniciar el estudio del tema.                                            “Todo lo que hacemos es música”

La visualización del vídeo puede plantear interrogantes y abrir un cierto debate. Como preguntas iniciales podemos plantearnos las siguientes:

¿Qué sensaciones personales me ha causado este vídeo?¿Realmente lo consideras una obra musical?¿Qué crees que el autor ha querido transmitir con esta pieza?

Continuamos con un magnífico documento que explica que el silencio musical es un elemento expresivo fundamental con múltiples sentidos y formas de uilizarlo.  Se trata de un ensayo de Don José Brito que explica este concepto del silencio en la música a través de la música de Beethoven. Haz click en la imagen siguiente para ir al documento.

Otro documento interesante es este ensayo de Máximo Lameiro titulado “Sobre el silencio y la música”.

Finalmente os dejo algunas frases célebres sobre el silencio que os pueden permitir reflexionar sobre su importancia. Aunque no todas ellas hacen referencia a la música también pueden aportar un punto de vista interesante sobre este tema.

Cómo síntesis de todos estos documentos debéis hacer las siguientes actividades:

1. Imprimir completar en el plazo fijado y entregar la Ficha del slencio y la música referida al video de Jhon Cage y otros documentos vistos en clase y enlazados en esta entrada.

2. Elegir una cita del silencio a partir de una de las puestas en la entrada u otras que os enlazo en este documento (CITAS SOBRE EL SILENCIO) y hacer una composición plástica (en un lienzo pequeño con pinturas acrílicas, guache o acuarela) a partir de la misma. El lenguaje que debéis utilizar puede ser abstracto (lenguaje sin ningún motivo que se pueda identificar) o figurativo .

*Un concepto abstracto no es otra cosa que un signo que se construye resaltando aspectos escogidos y silenciando los demás. La abstracción es casi una forma de silencio” (Ramirez 1992).

3. Reconoce tus ruidos y sonidos cotidianos y contesta a las siguientes preguntas: 

¿Te habías parado a escuchar antes estos sonidos?
¿Te parece que tienes un entorno rico y variado de ruidos y  sonidos?
¿Cuál te parece más interesante?
¿Cules te producen malestar y cuales una sensación agradable?

Resulta imprescindible que tomemos conciencia de la invasión sonora que existe y patrocina nuestra sociedad actual y de las repercusiones negativas a las que pueden conducir para que podamos hacerles frente con propiedad y además debemos tomar conciencia de en qué consiste el mundo sonoro que nos rodea reflexionando dónde se encuentra esa fina línea que separa el sonido del ruido y hasta que punto está presente en nuestra actividad cotidiana, siendo unos enriquecedores y aportan novedad y otros molestos y perjudiciales.

Además todos los que dejéis comentarios en esta entrada referidos al tema serán también tenidos en cuenta en esta evaluación. Un saludo.